MENU

Virna y su Moto Guzzi

Virna y su Moto Guzzi GP 500 V8 de 1955.

La Amazona.
Virna Lisi, actriz italiana, se llamaba realmente Virna Pieralisi. Era de Ancona y eso, según se dice, imprime un carácter especial.
Rubia, hermosa, sofisticada y admirada en Europa quiso Hollywood que lo fuera allí y quiso que lo fuera como la Marilyn italiana.
Pero demasiado independiente, refinada y moderna no quiso la Lisi, que era de Ancona y eso, según se dice, imprime un carácter especial; ser chica Bond ni portada de Playboy ni Barbarella ni la Marilyn italiana.
Y cansada del “nos vale una guapa, llama a la Lisi” y “personajes vacuos sin una pizca de cerebro”, eso dijo y recuerden que era de Ancona, dejó Hollywood y regresó a Europa.
Antes de marchar y siempre original, quiso la Lisi dejarnos la mítica portada de “Esquire” de Marzo del 65 y  una turbadora mirada azul celeste saliendo del interior de una tarta. Décadas después otras imitarían la portada y la escena.
Pero ni tenían los ojos inquietantes de la Lisi ni su sobrio estilo ni, por supuesto, eran de Ancona… y eso, según se dice, va a ser que si, que imprime un carácter especial.

La Máquina.
Fabricar un motor V8 de 500cc, que solo te pese 45kg y que encaje en el reducido bastidor de lo que resta de una moto de 90kg; para ser capaz de rodar a 286km/h y en 1957; precisa…¿qué se yo?… al menos dos cosas: tenerlos cuadrados y, como no, dinero.
Y de ambos pertrechos andaban entonces, por lo que se ve sobrados, el ingeniero Carcano y Moto Guzzi.
Y así presentaron en 1955 lo que hoy en día se sigue considerando una joya mecánica del siglo XX, La V8.
Pero cuando eres técnicamente muy innovadora para la época, sobrada de potencia y te enfrentas con materiales no tan avanzados, es posible que tengas problemas. Y problemas mecánicos tuvo durante las carreras, por eso no ganó, nunca, un Gran Premio.
Pero… ¿para qué querrías tú un gran premio?, si aún hoy eres la más deseada de los GP, una leyenda en el mundo del motociclismo y una de las motocicletas con más temperamento, personalidad y carácter de la historia.

Email this to someoneShare on FacebookPin on PinterestShare on Google+Tweet about this on Twitter