Romy y su BMW

Romy y su BMW R 68 de 1953

Romy y su BMW. Amazon et machina
Romy y su BMW. Retrato Amazon et machina

La Amazona

«Siempre me lo juego todo, llevo las cosas hasta las últimas consecuencias. Me entrego y amo con todo mi corazón»
La mujer que odiaba la indiscreción y la estupidez y admiraba la ingeniería y la perfección. Era, paradójicamente, presa de esa extraña alquimia que son las pasiones; esa agitación que todo lo invade y, a menudo, nos consume con su llama. Los seres que no tienen fe, pero tienen fuego, no creen en el infierno; porque saben que en el infierno no se cree, se vive…

«No soy nada en la vida, pero lo soy todo en la pantalla»
Una década antes de morir, su rostro ya era una ráfaga desolada de tristeza y tragedias personales. Como la cámara no miente; con esa urdimbre teje una desbordante interpretación en “Lo importante es amar”.
Cuenta Carlos Boyero, al recordar la película —el te quiero más estremecedor de la historia del cine solo pueden expresarlo los que han conocido el infierno. Se lo dice esta mujer a un agonizante Fabio Testi. Es verdadero, ya no queda tiempo para mentiras ni para huir. Adulta, machacada por la vida me parece la mujer más hermosa y deseable que he visto en la pantalla—.
Welles, Preminger, pero sobre todo, Visconti, Zulawski, Chabrol, Sautet; nos descubrieron una magnífica actriz de poderosa sensualidad y talento arrollador…

«Soy una mujer rota y solo tengo 43 años»
La verdadera historia de Isabel de Baviera —la emperatriz Sissi— en nada se parece a la versión almibarada mostrada por el cine. Pero sorprende la cantidad de desdichados paralelismos existentes; entre la Sissi real y la interpretada por una jovencita, nacida en Viena en 1938, llamada Rose Marie Magdalena Albach-Retty. A la emperatriz, el estilete de un anarquista le partió el corazón. A Rose Marie; el corazón se lo parte, la lanza de una reja ensartada en el cuerpo de su hijo…

«Creo que lo mejor de la vida son los recuerdos»
Y la mujer de “La piscina”, de “Max y los chatarreros”; la actriz perfecta, la Nadine Chevalier de “Lo importante es amar”; el rostro más bello y triste del planeta… Apagó su llama con alcohol y antidepresivos. Una mañana de Mayo de 1982, todavía joven, en su apartamento de París, en el París de los revolucionarios y los atormentados poetas; derrumbada sobre sus recuerdos, amaneció la mujer rota… La mujer llamada Romy Schneider.

La Máquina

Hablar de BMW es conversar sobre un siglo de historia de la mítica marca alemana. Hablar de sus motocicletas es hacerlo de su “incombustible” motor “Boxer”. Tras el nacimiento de la legendaria R32, estos motores han recorrido las carreteras de toda Europa ganándose una justa reputación de fiabilidad y mecánica perfecta.
Es cierto que tanto en el periodo de preguerra como durante el de posguerra, la marca alemana produjo modelos bellos e innovadores. Pero… Los años 50 son los años de las “100 mph”. Muy pocas marcas podían jactarse de poseer unidades de fábrica que garantizaran esa velocidad. La R68 era el primer modelo de BMW en lograrlo, alcanzando 105 mph (168 km/h). Fue la sensación en el “Primer Salón Internacional Alemán de Motocicletas” celebrado en Frankfurt en 1951.
Era la versión deportiva de los modelos anteriores a 1955 y solo se fabricaron 1452 unidades, lo que la convierte en el modelo de la posguerra más exclusivo. Eso y su carácter deportivo, la convierten en ese oscuro objeto de deseo para los coleccionistas. Muchos, entre los que me incluyo, la consideran la más elegante y hermosa de todos los modelos clásicos de la marca alemana.

Proyectos relacionados